¿Cómo instalar una salamandra?

¿Cómo instalar una salamandra?

Instalar una salamandra es una tarea que implica respetar las condiciones de seguridad. Éstas son necesarias para poder disfrutar de tu salamandra sin problemas.

1. Una vez elegido el ambiente a climatizar, ubicar el calefactor en la posición deseada. Se deberá, sin excepción, respetar las distancias mínimas desde el calefactor y el conducto a las paredes de material combustible.
Si se desea acercar más el calefactor a las paredes de material combustible, se deben proteger las mismas con una plancha de metal o de algún material incombustible de por lo menos el mismo ancho del calefactor y hasta el primer metro de altura del conducto (altura del calefactor + 1 m. de altura del conducto).
Es necesario que la plancha de protección de material incombustible se encuentre separada de la pared una distancia de por lo menos 4 cm. y elevada con respecto al nivel del suelo unos 10 cm. para permitir una correcta circulación de aire.( Ver Fig. 1).
Cuando el calefactor se coloque sobre alfombra, piso de madera, plástico o de algún material combustible, se podrá colocar una base metálica o de algún material ignífugo para proteger a este de posibles caídas de brasas del calefactor .
Se recomienda siempre que la instalación de los caños exteriores estén recubiertos con un caño galvanizado de 10” (llamado encamisado), el cual evitará que los gases que salen por dentro del conducto de 6” se condensen y se forme mayor creosota, la que termina obstruyendo el conducto de esta manera se logra un tiraje más directo y mayor tiempo.

Distancias mínimas a las paredes de material combustible para instalar una salamandra

2. Estando el calefactor instalado, localizar con la ayuda de un plomo el centro del
conducto en el techo y hacer una abertura circular que dé al exterior de no menos
de 25 cm. de diámetro. Se deberá instalar un doble conducto en el sector donde se
atraviesa el techo (y de existir también en el primer entre techo) evitando así el
contacto directo del conducto caliente con materiales combustibles.
Ningún material combustible deberá estar a menos de 20 cm. del doble conducto. Entre el
conducto y el doble conducto se debe colocar lana mineral o material con similares
aptitudes para lograr una adecuada aislación.

3. El conducto debe ser lo más vertical posible y debe tener entre 5 y 11 metros de
largo. Es aconsejable también para un buen tiraje que el conducto sobresalga de la
parte más alta del techo unos 60 cm. y de no ser posible que vuele desde su salida
1,50 mts. En este caso o cuando sean lugares ventosos se debe sujetar el conducto
mediante tensores. Se recomienda como mínimo una limpieza anual de dicho
conducto.

4. El conducto puede ser de acero inoxidable o hierro. La calidad del acero será 304 ó
similar en 0,5 mm. de espesor mínimo, o de chapa de hierro esmaltado / vitrificado.

5. Para una buena terminación en el tejado se deberá utilizar una plancha de hierro
galvanizado a la cual se le dará la pendiente del techo evitando la filtración de agua
de lluvia. Además se deberá asegurar un perfecto sellado con el doble conducto
para evitar filtraciones.

Mirá este video para más información:

Esperamos que este artículo sobre cómo instalar una salamandra te haya gustado. Te invitamos a conocer todos nuestros productos.